Bienvenido a la revista de VETER HOME ®

Una visión holística veterinaria que integra la medicina natural para nuestros compañeros animales grandes y pequeños.

Más artículos en: http://www.holistica-veterinaria.blogspot.com/

Si desea darse de alta gratis vaya a: http://www.veterhome.com/ . También puedes colaborar con nosotros y obtener otras ventajas interesantes. (ver más abajo).

Català - Español - Français - English - Deutsch - Português - Italiano

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Tóxicos y la salud de nuestros animales

Los veterinarios holísticos consideramos el asunto de la toxicidad crónica en el organismo de los animales, bien por metales pesados, productos para la limpieza, insecticidas, vacunación indiscriminada, restos de medicamentos, contaminación ambiental, etc. como uno de los puntos a tratar para lograr un estado de buena salud y bienestar óptimo.No obstante, hay que recordar que en casos de intoxicación aguda por algún producto nocivo (como raticida, planta o seta tóxica, plásticos, collar insecticidas, pilas, medicamentos de personas, etc.), conviene acudir a un veterinario de urgencia. En un caso de este tipo es básico saber qué tipo de producto ha entrado en contacto o ha ingerido nuestro animal para poder informar al veterinario. Por otro lado, hay productos tan tóxicos y corrosivos que pueden resultar doblemente dañinos para nuestro animal: al tragarlos, y luego al regurgitarlos si se les provoca el vómito.
Conviene saber también que para una inesperada situación de emergencia en fin de semana o mientras conseguimos ayuda profesional, el carbón activo puede ser un gran remedio. Por ejemplo, en caso que se haya tragado un bote de pastillas, una planta tóxica, etc. El carbón activo es un remedio natural (porción negra de la madera parcial y lentamente quemada), que resulta seguro y casi nunca contraindicado. Además es dificil pasarse de dosis en una situación así. Su secreto reside en su alto poder adsorvente, es decir, su buena habilidad para adherir (atrapar) el tóxico a su suferficie, disminuyendo así la absorción por parte del organismo. El tóxico adsorvido por el carbón será más tarde eliminado por el instestino. De todas maneras, conviene que consultes a tu veterinario o acudas a la clínica de urgencias más cercana. El carbón se puede dar con yogurt o un poco de caldo de pollo. Resulta algo pringoso usarlo pero merece la pena en un estado de crisis de este tipo.
Volviendo al tema principal de este post (de no llegar a ver enfermos ni intoxicados a nuestros animales), y aunque suene algo desagradable, muchos de nosotros, y no suelen correr mejor suerte nuestros queridos animales, tenemos nuestro mecanismo interno saturado de ciertos contaminantes químicos y ambientales, químicos, así como restos de medicamentos. Desafortunadamente, la mayoría de personas no son conscientes que la toxicidad crónicad acumulada en nuestro organismo, es la causa subyacente de muchos trastornos como la fatiga, el dolor, y el malestar general. A no ser que podamos contrapesar y eliminar dichas toxinas, nuestra salud y vitalidad se verán paulatinamente debilitadas. Todo esto es igualmente aplicable a nuestros animales, los cuales también sufren las así llamadas "enfermedades modernas de la civilización".Normalmente cuando visitamos animales enfermos, que precisan un reequilibrio holístico en su salud, vemos que tienen un nivel demasiado elevado de tóxicos que han ido acumulando en su organismo, como resultado de una alimentación procesada (abundante en colorantes y conservantes artificiales y pobre en nutrientes esenciales), la ingestión indiscriminada de medicamentos alopáticos, la deficiente calidad del agua que beben, e incluso a veces, el escaso aire fresco que respiran.
A continuación detallamos algunas sugerencias para reducir el nivel de toxinas en nuestros animales.Una buena práctica es realizar una detoxificación periódica de su organismo. Se pueden usar muchos remedios para este proceso, aunque es mejor consultar a un veterinario holístico, para poder personalizar el más adecuado para tu animal en cuestión. Pensemos que cada animal necesita un remedio único especial para él y a unas dosis concretas, en función de cuál sea su estado tóxico, en particular, o si se encuentran aquejados, débiles, enfermos o son mayores.Los animales a los que se les ha practicado una depuración orgánica acaban teniendo más energía, mayor interés por la vida y su entorno, son más juguetones, y sencillamente se encuentran mejor.Cabe entender que a menos que el animal haya comido siempre (desde pequeño) alimentación natural y orgánica, no le hayan vacunado indiscriminadamente, y haya podido practicar suficiente ejercicio y respirar aire fresco, es conveniente realizar periódicamente alguna depuración de este tipo, con la debida asesoría de un profesional cualificado.En medicina veterinaria holística solemos utilizar combinaciones sinérgicas de extractos naturales de ciertas plantas (como el cardo mariano, el diente de león, o el gingseng, etc.), o bien algún remedio homeopático para lograr una detoxificación general y progresiva.También podemos recurrir a la medicina tradicional china (la acupuntura o la fitoterapia china) para lograr un mejor mantenimiento en caso de ingesta elevada de medicamentos (p.e. en caso de fenobarbital para la epilepsia, etc.). Este sería un buen ejemplo de como una visión de tratamiento en conjunto de "el todo" (holística), contemplando lo bueno de cada medicina convencional y la alternativa pueden hacer un buen maridaje en lograr objetios conjuntos.